El fotógrafo sueco Paul Hansen gana el World Press Photo