La última novela de Julia Navarro es, para Chacón y Robles, como un "libro de aventuras" que "lucha contra el olvido"