Margarita Robles: "La Justicia es una prioridad"


ImprimirPDF
Margarita Robles y Carmen Enríquez

La vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) Margarita Robles acudió como invitada a los Desayunos Informativos del Club Internacional de Prensa. Bajo la premisa de que la Justicia es una prioridad, y más aún en momentos de crisis, Robles habló sobre el órgano del CGPJ al que pertenece, y que considera imprescindible, al tiempo que opinó que se ha burocratizado en exceso. "El Consejo necesita autonomía presupuestaria", aseguró.

Margarita Robles aseguró que "la Justicia necesita incrementar sus medios materiales, plazas judiciales e inversiones, así como también reformas". Aportó el dato de los 5.000 jueces que tiene España, una cifra media inferior a los ratios europeos por población, se ocupan de 9 millones de asuntos cada año. Esto provoca un retraso de unos 3 millones de asuntos pendientes, debido a la falta de recursos y al exceso de judicialización de procesos administrativos. "No se invierte lo suficiente en Justicia y no se prioriza convenientemente".

La vocal del CGPJ considera que el trabajo de los jueces no es suficientemente valorado, ya que con medios limitados se está haciendo un esfuerzo importante. "El foco informativo", señaló, "siempre se pone en la Audiencia Nacional, en el Tribunal Supremo, en el Constitucional o incluso en el CGPJ, pero pocas veces en la labor de los jueces de primera instancia, olvidando así el trabajo de la mayoría, lo que produce en ellos cierta frustración".

En este sentido, solicitó la colaboración de los periodistas "para poner el acento en los asuntos que son realmente importantes para el ciudadano".

La politización del CGPJ

"El CGPJ es un órgano político con mayúsculas. Es un órgano que hace política judicial, sin duda, pero no se puede identificar a un juez con un órgano político", aseveró Robles. "Rotundamente, no estamos a la llamada de los políticos cuando se nombran los vocales del CGPJ. Ni los políticos llaman, ni los jueces se dejan llamar".

Margarita Robles apuntó que "es una responsabilidad de los grupos parlamentarios que la renovación del CGPJ se haga cuanto antes, ya que si se demora, los ciudadanos obtienen la imagen de que los partidos pretenden colocar a sus magistrados".

"Desde el CGPJ preocupa mucho la mala imagen que tiene la Administración de Justicia y que cosecharon los Consejos anteriores. El Consejo actual ha tenido la obsesión de no actuar por consideraciones políticas, y prueba de ello es que el 98% de los acuerdos se han tomado por unanimidad. Queremos transmitir esta realidad de independencia a los ciudadanos", concluyó.

"La Justicia es una prioridad en momentos de crisis"

Por otro lado, anunció que desde el órgano de gobierno judicial se ha trasladado a los responsables políticos que la Justicia es una prioridad, y más "en un momento de crisis económica, en el si los órganos de Justicia no funcionan, el país se puede paralizar aún más". Cree Robles que "el trabajo de los jueces ante los planes de refuerzo por despidos y liquidación de empresas no se está valorando suficientemente".

"Hay que invertir en Justicia porque es una prioridad. Difícilmente saldremos de la crisis si los tribunales no tienen medios para resolver los problemas de los ciudadanos", opinó.

"Tenemos que hacer un esfuerzo ante a los poderes públicos y los partidos políticos. Seremos reivindicativos en cuanto a medios materiales, incremento de plazas judiciales, inversiones y reformas. Las Administraciones deben dar prioridad a dotar de medios materiales y económicos a la Justicia", reclamó la juez, al tiempo que expresó su malestar por el hecho de que en lo que va de año aún no se haya anunciado el incremento de las plazas judiciales.

"Así como tenemos un déficit de jueces, tenemos un superávit de funcionarios", indicó Robles, que se mostró partidaria de hacer un modelo de Justicia más ágil. "En este país todo se quiere judicializar. La judicialización de la vida política nunca es buena", comentó, al tiempo que puso de relieve el gran esfuerzo de los jueces: "En algunos órganos colegiados se está trabajando al ritmo de 6 ó 7 ponencias semanales. Haría falta crear unos 400 órganos unipersonales (plazas de magistrados) y más de 100 colegiados. En 3 años necesitaríamos 500 jueces nuevos, pero las plazas judiciales las crea el Gobierno, y el CGPJ no tiene poder de decisión en esto". Robles cuantificó económicamente la creación de cada plaza judicial en unos 300.000 euros.

Los orígenes del CGPJ

El CGPJ fue creado por la Constitución Española de 1978 para evitar que el poder judicial dependiera del poder ejecutivo. Se siguió el modelo italiano del Consejo de la Magistratura. "Es un órgano cuestionado", afirma Robles, "pues los ciudadanos tienen la impresión de que los jueces que lo dirigen siguen las directrices de los partidos políticos".

"En mi opinión, habría que adelgazar su burocracia, pero no podemos adelgazar su composición, puesto que está fijada constitucionalmente", indicó. No obstante, la vocal del órgano de gobierno judicial expresó que el CGPJ "sería más ágil con un menor número de vocales. En el próximo Pleno presentaremos un documento político proponiendo adelgazar la burocracia en el Consejo. Siendo imprescindible una institución que tutele a los magistrados y que sea independiente del poder ejecutivo, sería necesario agilizar la burocracia, y posiblemente variar la forma en que se eligen los jueces que gobiernan el CGPJ. Pediremos que exista una autonomía presupuestaria del Consejo".

Valorando los asuntos de actualidad en la Judicatura

Preguntada acerca de Baltasar Gazón, Margarita Robles resaltó el gran papel realizado por la Sala Segunda del Tribunal Supremo. "La descalificación a una sala tan importante del TS es un daño importante a la Administración de Justicia. Esta sala ha actuado siempre con arreglo a Derecho sin aceptar ningún tipo de presiones. Son inaceptables e inciertas las descalificaciones realizadas a jueces de esta Sala Segunda, pues faltan a la verdad y no están ayudando a la Administración de Justicia".

Sobre la Ley de Enjuiciamiento Criminal y la Ley de Agilización, declaró: "Espero que los grupos parlamentarios hagan un esfuerzo para que salga adelante la nueva ley, pero sabemos que ya no será posible en esta Legislatura. La Justicia no puede perder tiempo en cuestiones que todos sabemos que agilizarían los procedimientos". Y respecto a quienes mencionan la limitación o vulneración de derechos ciudadanos con la reforma, Robles aclaró que "las enmiendas sólo buscan agilizar los procedimientos".

Otro asunto que no podía escapar a la valoración de la jueza durante este Desayuno Informativo es la legalización de Bildu. Robles resaltó las posturas contrapuestas entre Tribunal Supremo y Tribunal Constitucional. "Fue un debate estrictamente jurídico. El TS acordó la ilegalización de Bildu por 9 votos contra 7, lo que prácticamente era una situación de empate. Por otro lado, en el TC fueron 6 votos a favor y 5 en contra. Dado que no fueron acuerdos tomados por unanimidad, difícilmente se puede decir que los magistrados actuaran siguiendo consignas políticas".

Abundando en ello, Margarita Robles considera que "no son aceptables las descalificaciones al Tribunal Constitucional. Son admisibles las críticas, pero las descalificaciones que rayan en insultos no son aceptables".

En relación con la aplicación del secreto del sumario, Robles cree que "es necesario regularlo para evitar que ciertos sumarios permanezcan en secreto durante demasiado tiempo, casi indefinidamente".

Y, por último, se refirió al nuevo Reglamento de la Carrera Judicial que está promoviendo su Consejo, del que destacó que contiene aspectos muy novedosos, como el procedimiento de amparo, un cuatrimestre sabático o la reducción de jornadas, entre otros.


Noticia relacionada:
  • Margarita Robles visitará los Desayunos Informativos del CIP