Enrique V. Iglesias: “Confío en que la Cumbre pueda ayudar a fomentar el diálogo entre Venezuela y Colombia”


ImprimirPDF
Enrique V. Iglesias

Con la vista puesta en la XIX Cumbre Iberoamericana de Estoril que se celebrará los días 31 de noviembre y 1 de diciembre, al Secretario General de Iberoamérica, Enrique V. Iglesias, acudió hoy al desayuno informativo organizado por el Club Internacional de Prensa en el Hotel Wellington de Madrid.

Comenzó su participación volviendo la vista atrás hasta el año 1991 en que se inició la primera edición de estos encuentros iberoamericanos para, posteriormente, contextualizar el momento en que llega esta reunión de los jefes de Estado y de Gobierno. Tanto en lo económico, como en lo político es “bastante particular”. En relación a éste último, manifestó su deseo de que “pueda ayudar a fomentar el diálogo entre Venezuela y Colombia”, después de las manifestaciones que hizo recientemente Hugo Chávez. Aunque reconoció que “quienes tienen la iniciativa diplomática son los países y el anfitrión. No cabe duda de que si algo pueden hacer, lo van hacer. En ellos está la responsabilidad de aprovechar las oportunidades. Lo importante es la confianza, porque hay un ambiente muy relajado y no hay que desaprovechar esta oportunidad”. Sobre el entorno económico, valoró positivamente la manera en que América Latina ha salido de la crisis, quién”ha salido bastante bien parada con respecto a Europa y va a afrontar la Cumbre con más serenidad que en el pasado”. Para Iglesias, el apoyo del mercado asiático y el hecho de que los países “hayan aprendido a manejar mejor su panorama económico”, ha contribuido a acumular reservas en estos cinco últimos años y afrontar el difícil panorama económico actual con más tranquilidad.

Sobre si existe ya una auténtica comunidad iberoamericana como era su deseo para el año 2010, el Secretario General considera que “el hecho de continuar con las cumbres y la voluntad de los países por amparar nuevas ediciones, muestra que hay una vocación iberoamericana. SI lo miramos desde el punto de vista de la tradición, del idioma y los intereses económicos existe esa vocación. Sin embargo, si lo tomamos como una comunidad al estilo de Europa, no lo somos y va a demorar mucho el llegar a una cosa así”.

Otra de las cuestiones a las que se refirió Iglesias fue a la nueva política que quiere impulsar Barak Obama con respecto a América Latina. En ese sentido se mostró prudente y afirmó que, aunque “hay grandes expectativas, debemos esperar” porque el Congreso debe apoyar al Presidente y eso no es sencillo. El hecho de acercarse al diálogo es muy importante y abre una puerta de oportunidad grande, como el diálogo que se está haciendo con Cuba, además, hay un enorme caudal de que las cosas mejoren con respecto a la Administración predecesora “. Asimismo, reconoció que ese cambio “no va a ser rápido”.

Preguntado por acerca de la evolución de las democracias en América Latina, se mantuvo “discreto”. Para el Secretario General, se han ”fortalecido, en términos generales, hay mayores libertades y respeto a los Derechos Humanos, ahora que cada país tiene sus rasgos y líderes especiales y con eso tenemos que convivir. Esto sucede no solo en América Latina, sino en todo el mundo”. Con rotundidad declaró que Iberoamérica no puede perder el ser “capaz de convivir con las diferencias y trabajar en términos de cooperación con respeto a la libertad de la gente, a la voluntad de las personas en las elecciones y debemos seguir en esa línea. Por ahora, lo importante es mantener la capacidad de dialogar”. También reconoció que en Venezuela y Cuba el panorama ha cambiado “algo comparando la situación con la que se vivía allí hace treinta años”.

Cuba y Honduras

Iglesias valoró la posición de Cuba frente al resto de Estados iberoamericanos y afirmó que “el diálogo es total y lo demuestran las numerosas visitas oficiales de jefes del Estado”. Respecto a las relaciones de España y Cuba, considera acertado “mantener la política de diálogo y compromiso” y cree que es un tema “difícil de entender por parte de otros países de Europa, la particular relación que hay entre ambos países”.

Ante la crisis que está viviendo Honduras, Iglesias considera “frustrante” el balance de los intentos por reconducir la situación. “No se estaban cumpliendo los términos del acuerdo y ahora el punto de partida debe ser que el Parlamento decida qué hacer con la figura del Presidente y, a partir de ahí, tratar que las elecciones del día 29 de noviembre sean legítimas para salir del problema”, concluyó.

Preguntado acerca del reciente informe de Periodistas Sin Fronteras sobre el recorte en la libertad de prensa en América Latina, se mostró preocupado y considera “importante que estas cosas se sepan y cualquier manera de disminuir esa libertad fundamental sería lamentable”.

La próxima Cumbre de Estoril tiene como tema central la innovación que “debe ayudar a que Iberoamérica entre en el nuevo mundo, a ese nuevo modelo que no sólo se debe entender en el sentido tecnológico, sino también en su sentido económico, en la estructura de las empresas, en lo social y también, por qué no, en la política”. Además, aunque de momento no está en el orden del día de la próxima cita iberoamericana, el cambio climático aumentará su protagonismo ya que la naturaleza es un “valor capital” de América Latina, concluyó Iglesias.