Arte: Haití, país invitado a la VII Muestra de Arte Naïf Europeo


ImprimirPDF
Paso Palio, pintura naïf de Cristóbal Martín

Haití estará presente como país invitado en la VII Muestra de Arte Naïf Europeo, una exposición pictórica que rendirá homenaje al centenario de Henri Rousseau, padre del arte naïf, y que acogerá la Galería de Arte Éboli, en Madrid, entre el 12 de marzo y el 9 de mayo. La exposición cuenta con la participación de 61 artistas europeos y 5 haitianos, que optan al Premio Internacional Éboli.

La exposición muestra obras de los pintores haitianos Jaques Geslin, Eduard Michelet, Joseph Reynald, P. Louis Riche y Denis Rousseau.

Además del país invitado, Haití, participan en esta muestra artistas de Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Inglaterra, Italia, Noruega, Polonia, Portugal, Rumania, Rusia, Serbia, Suecia, Suiza y Turquía.

La pintura naïf haitiana, un tesoro enterrado por el terremoto

La pintura naïf en Haití se ha convertido casi en un arte de vivir, invadiendo calles, aceras, paredes y casas. Las pinturas haitianas son sumamente expresivas. Los artistas transmiten su pasión por el arte y la vida mediante el uso del violeta, azul, amarillo y el rojo principalmente. Los colores brillantes y el sentido del humor inteligente caracterizan este Arte. Este estilo pictórico surge en el siglo XIX como una manifestación sincrética de las propuestas francesas y los estilos populares, especialmente los aportados por la cultura de la raza negra. El arte naïf haitiano está representado hoy en día en los mejores museos de EE.UU y Europa.

Tras el terremoto, casi toda la colección de arte naïf más importante del mundo ha quedado sepultada bajo los escombros del Museo Galería Nader. Apenas 400 de los 15.000 óleos han podido ser rescatados de entre los cascotes. Era el mayor tesoro cultural del país. Lo que ha sobrevivido es una mínima parte de la obra de grandes artistas nacionales como Philomé Obin, Valcin, Hector Hyfolite, Benoit, Wilson Bigaud y Bernard Sejourné.

Homenaje a Rousseau en el centenario de su muerte

Es la séptima vez que la Galería Éboli, gracias a Amalia Fernández de Córdoba, pintora naïf también ella y dedicada a los otros artistas, nos invita a viajar. Jacqueline Bricard hace una semblanza de Rousseau, uno de los iconos del arte naïf, y califica a este genio creativo como modesto, valiente, soñador, audaz y visionario. A pesar de que a lo largo de su vida fuera ridiculizado y a menudo despreciado y objeto de burlas. Entre otros oficios, fue funcionario en la sección de aduanas de París, y por le conocían como "el aduanero". Pintó sus famosos “retrato-paisajes” y llegó a hacerse amigo de los grandes, como Picasso, que le invitó a su estudio de “Bateau-Lavoir“ en Montmartre; Max Jacob, Georges Braque, Vlaminck, Robert Delaunay, Alfred Jarry y, sobre todo, el poeta Apollinaire, que le honró incluso sobre su lápida.

En 1905, su cuadro “El león hambriento“ despertó el interés y también el escándalo. Cèzanne dijo de él: “Podrían creer que cuando voy al campo, y veo ese sol, ese verdor, esas flores, me digo: todo esto es mío”.

Premios Éboli

Durante la inauguración de esta VII Muestra de Arte Naïf Europeo, que tendrá lugar el 12 de marzo a las 19.30 horas, se hará entrega de la tercera edición de los Premios Éboli, votados por el público asistente a la sexta edición. Como resultado de esta votación, el Premio Éboli al cuadro más votado de un artista español recayó en "Ovejas pasan el puente", de Evaristo Navarrete. El premio al cuadro más votado de un artista extranjero fue para "Harvest", de Sema Culam. El galardón consiste en una escultura realizada por Alfonso Amaya.


Galería Éboli
Plaza de Ramales, s/n. 28013 Madrid
Tel.: 91 547 14 80
Web: http://www.galeriaeboli.com