Informe Anual 2014 de la Libertad de Prensa


ImprimirPDF

Reporteros Sin Fronteras ha presentado el Informe Anual de la organización correspondiente a 2014, año en el que según su presidenta, Malén Aznárez, “se cruzó una línea roja bélico-informativa, en Siria: la de la utilización clara de los periodistas como arma de guerra, más aún como propaganda de guerra”. En la presentación del documento, Aznárez estuvo acompañada del periodista iraní Ehsan  Mehrabi y del informador radiofónico sirio Majid Al-Bunni, ambos exiliados en Alemania tras ser detenidos en sus países, además de Francisco Ruiz Antón, director de Políticas Públicas y Relaciones Institucionales para España y Portugal de Google, entidad patrocinadora del informe. La periodista Pepa Bueno, de la Cadena SER, actuó un año más como moderadora del acto.
 
El Informe Anual, elaborado cada año por la Sección Española de RSF, evalúa el estado de la libertad de información en el mundo;  118 países en 2014. El “balance es estremecedor” explicó la presidenta de Reporteros Sin Fronteras. “Tenemos reciente la masacre de periodistas y humoristas en Charlie Hebdo, el horror y sinrazón de la violencia yihadista”, recordó Aznárez, y cómo los enemigos de la libertad de información -radicales religiosos, gobiernos autoritarios, grupos criminales, e incluso “algunos gobiernos democráticos cada día más controladores”-  han aprovechado para reavivar el debate sobre “hasta donde debe llegar la libertad de información” para intentar poner límites.
 
El documento recoge nuevas dimensiones en el odio de los violentos hacia los periodistas. Siria se ha convertido en un “agujero negro para la información”, en palabras de Aznárez “allí ya no hay información, hay propaganda”. Los asesinatos de periodistas ante las cámaras por parte del ISIS han tenido “enormes repercusiones para el reporterismo de guerra”, añadió, “y lo peor es que el ‘modelo sirio’ se ha convertido en un modelo a seguir, lo hemos visto rápidamente en Irak y luego en Ucrania y Libia”.
 
Los conflictos que estallaron o continuaron en 2014 - Siria, Palestina, Ucrania, Irak y Libia- son los que más vidas de periodistas se cobraron: 36 de los 66 asesinados el año pasado. La presidenta de Reporteros Sin Fronteras-España apuntó a Ucrania y Palestina: la primera, por la brutalidad con que se ha atacado a los informadores; la segunda, porque la operación “Margen Protector” de Israel contra Gaza, se cobró la vida de 16 periodistas, internautas y colaboradores..
 
“Centenares de periodistas encarcelados -178- y el incremento  en todos los apartados, asesinatos, secuestros y encarcelamientos, que han sufrido los internautas y blogueros”, son otros signos de identidad del año 2014 en materia de libertad de información, así como “el aumento de asesinatos de mujeres periodistas: seis perdieron la vida trabajando, el doble que el año anterior”, explicó Aznárez.
 
Y lo mismo podemos decir del exilio forzoso, con más del doble -el 106% - de informadores obligados a huir de sus países para salvar la vida en 2014. Al menos 139 periodistas y 20 internautas se pusieron en contacto con RSF cuando huían de sus países, lo que indica que fueron muchísimos más”, ha dicho la presidenta de RSF.
 
El año pasado también fue notable en el aumento de la caza y captura del internauta. A la lista de  perseguidores tradicionales de blogueros e internautas encabezada por China o Vietnam se unieron  países como Arabia Saudí, Bahréin o Mauritania, donde “las altas condenas de cárcel estuvieron acompañadas de castigos medievales, como la flagelación en público”. Ejemplo de ello es el internauta saudí apadrinado en España Raef Badawi, condenado a diez años de cárcel y mil latigazos en público, citó Aznárez.
 
Retroceso de las libertades en España
 
La Ley de Seguridad Ciudadana, conocida como ‘Ley Mordaza’, recientemente aprobada y aún pendiente de pasar por el Senado, es uno de los pasos atrás que España dio en materia de libertad de Información durante 2014. La norma penaliza las imágenes no autorizadas de las fuerzas de seguridad, lo que acarrea “problemas por ejercer el periodismo en la calle”, explicó la presidenta de RSF-España.
 
La Ley de Transparecia, “muy limitada y muy inferior a leyes similares del entorno europeo”, o la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial, son otros “retrocesos lamentables” en España. Para Aznárez, la limitación de la Justicia Universal en esta última, que en teoría “da carpetazo al ‘caso Couso’”, o las dificultades para cubrir manifestaciones, desahucios o las acciones de los inmigrantes en las vallas de Ceuta y Melilla son otros síntomas de deterioro de la libertad de información en España.
 
La presidenta de RSF-España apuntó también a “la utilización partidista y progubernamental de los Servicios Informativos” en la televisión pública por parte del gobierno popular, “plasmada en la denuncia de censura y manipulación informativa que efectuaron más de mil trabajadores de RTVE”.
 
“Vamos a tener que defender de nuevo la democracia, el derecho a preguntar, a dibujar, a contar con independencia lo que pasa” fue la reflexión de la periodista Pepa Bueno, de la Cadena SER. Recordó que nada más salir de 2014, un año tan dañino para el periodismo que parecía “que ya no se podía ver nada más”, 2015 abrió con una “brutal inauguración”, la masacre contra la revista francesa Charlie Hebdo.
 
Leer más: http://www.rsf-es.org/news/espana-informe-anual-2014-periodistas-utilizados-arma-de-guerra/


Comentarios

Enviar nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <b> <i> <u> <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Para prevenir el envío de spam, por favor responda a lo siguiente.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.