Entrevistas con ex Presidentes del CIP


ImprimirPDF
Armando Puente

Armando Puente, periodista y escritor argentino, estudió Ciencias Políticas en la Universidad Nacional de Rosario y se graduó en la Complutense de Madrid. Como informador ha cubierto algunos los acontecimientos más destacados de la segunda mitad del siglo XX: la Revolución cubana, la independiencia de Guinea, la revolución de los ayatollás,  la muerte de Nasser, la intervención norteamericana en Panamá, la Revolución de los claveles en Portugal, etc. Fue presidente del Club Internacional de Prensa desde diciembre de 1970 a diciembre de 1972. 

 www.armandorubenpuente.com 

.- Enviaba sus primeras crónicas por correo. ¿Cómo ha cambiado la tecnología el mundo de la información?
Inicialmente enviaba mis crónicas gracias a la cortesía de pilotos de las compañías Aerolineas Argentinas e Iberia, con lo que ganaba tiempo al correo postal. A partir de 1960, al ser nombrado corresponsal de la AFP en España utilicé el teletipo y demás servicios de la agencia para mis noticias. A partir de 1970 mandaba por fax o teléfono mis crónicas y noticias desde la oficina que tenía en Madrid y cuando era mandado como enviado especial a otros países los fax de los hoteles. Desde hace trece años utilizo internet.

.- Es usted usuario de redes sociales ¿por qué?
Si. No se puede trabajar si no se utilizan esos medios.

.- De los acontecimientos históricos que ha cubierto como periodista, ¿cuál es el que más le ha marcado?
La revolución cubana. Fui uno de los dos o tres periodistas que conviví cerca de Fidel Castro  en los días del triunfo revolucionario. Posteriormente viajé otras dos veces a la isla y fui testigo de su evolución.

.- En los últimos meses hemos visto asesinar y secuestrar periodistas.  La seguridad de los profesionales de la información es otro de los motivos para plantearse si seguir o no informando sobre el terreno. ¿Cuándo hay que dejarlo?
Hay que retirarse de “la línea de fuego” cuando  ves el impacto de las balas a pocos metros de donde te encuentras. Por una cierta irresponsabilidad he estado dos veces en grave  peligro.

.- En países como Siria, ¿cree que sabríamos lo que está pasando si no hubiera prensa internacional?
La presencia de medios de prensa extranjeros no solo permite saber lo que está pasando – saberlo hasta un cierto punto -, pero permite en ocasiones evitar casos de torturas e  incluso “desaparecidos” al haber informado inmediatamente de los hechos. Lo sé por repetidas experiencias.

.- ¿Y el terrible atentado sufrido por la revista satírica francesa Charlie Hebdo? Más allá de la lógica condena, ¿deben generar algún tipo de reflexión en la profesión periodística? ¿Generan el riesgo de la autocensura en los contenidos?
Como argentino soy un heredero de la Revolución Francesa y sus principios. Pero el caso de Charlie Hebdo me ha hecho cambiar de opinión. Hoy me identifico con  la Revolución norteamericana en lo que se refiere a los principios de libertad de expresión y libertad religiosa.

.- Actualmente dirige en Madrid la agencia católica argentina AICA. ¿Se puede hacer información objetiva de los temas de fe o es como dicen del periodismo deportivo, que tiene “colores”?
Se puede ser objetivo - o intentar y desear serlo -  haciendo información religiosa. Los “temas de fe” son otra cosa y no los abordo nunca en mis informaciones. Pueden darse las noticias religiosas  sin entrar en “chismes de sacristía” ni de grupitos, asociaciones y cofradías.  

.- En su época como presidente del Club Internacional de Prensa, ¿qué papel jugaba el CIP como nexo entre los periodistas españoles y los corresponsales extranjeros que trabajaban en España?
En todo el tiempo que he tenido responsabilidades en la directiva del C.I.P. – y sobre todo siendo presidente – he procurado  que existiera la más intensa amistad y solidaridad entre  periodistas  españoles y extranjeros.

.- Escribe obras históricas basándose, entre otros datos, en crónicas periodísticas. ¿Qué importancia tiene el periodismo y el tratamiento informativo de la actualidad para aportar conocimiento y datos que puedan valer para la comprensión del pasado? 
En las biografías históricas que he escrito  sobre  personalidades latinoamericanas y españolas de la primera mitad del siglo XIX he utilizado y consultado la prensa (española, francesa y latinoamericana ) de la época, pero la base de esas biografías está en los archivos. Para mis dos libros sobre Jorge  Bergoglio, uno editado en España y que aparecerá en Argentina dentro de unas semanas, me han sido útiles  los periódicos argentinos de los años 1967 al 2013, en que Bergoglio fue elegido Papa Francisco (y donde concluyen mis dos libros), pero prefiero los documentos y los testimonios de personas que lo han tratado o trabajado con él, eso sí procurando contrastar esos testimonios verbales.

.- ¿Escribir libros es una manera de desquitarse (en cuanto a tiempo y espacio) de aquellas crónicas que usted escribía con urgencia sobre el terreno?
No. Hasta hace diez años he sido nada más que periodista, aunque estaba ya reuniendo papeles para mis biografías de personalidades del siglo XIX.  Ahora tengo más tiempo: AICA me considera un “senior”.

 

Otras entrevistas a ex presidentes del CIP:

Mohamed Abdelkefi

Francisco Giménez Alemán

José Antonio Gurriarán

Robbert Bosschart