Carmelo Angulo, presidente del Comité Español de UNICEF, en el CIP


ImprimirPDF
Carmelo Angulo en el CIP

Carmelo Angulo, presidente del Comité Español de UNICEF ha participado en un desayuno informativo en el Club Internacional de Prensa en el que ha detallado el Informe sobre la Infancia en España que esta agencia de Naciones Unidas presentó el pasado 24 de junio y la batería de propuestas que, bajo la forma de un pacto de Estado, está impulsando a nivel autonómico y nacional.

Angulo, ha  admitido que desde el Gobierno se está haciendo un esfuerzo por atender las necesidades de la infancia, aunque "sin asiento presupuestario, no tiene valor" y las iniciativas legislativas o los planes estatales se convierten en "un brindis al sol”, ha dicho.

El presidente del Comité Español de UNICEF ha señalado también  que aunque el Gobierno ha trabajado en Infancia aprobando el segundo Plan Estatal de Infancia o el Plan de Inclusión Social, que contempla 17 millones de euros para los niños en situación de vulnerabilidad, esta cantidad es  "absolutamente insuficiente".

Carmelo Angulo considera que ahora que "se empieza hablar de recuperación" es el momento de marcar un punto de inflexión, pues "hay una salida posible" que pasa por el citado pacto de Estado, entre cuyas principales medidas está la implantación de una ayuda universal de 1.200 euros anuales por hijo a cargo desde el nacimiento hasta su mayoría de edad.

Para articular esta ayuda, desde UNICEF consideran que serían necesarios 9.400 millones de euros. No obstante, plantea la iniciativa en el medio y largo plazo, porque la prioridad, atender con ayudas económicas directas a las rentas más bajas, supondría destinar mucho menos: 1.500 millones de euros (el 8% de lo que se destina a pensiones) para responder con ayudas directas de 100 euros al mes a quienes hoy más lo necesitan.

Tal y como especificaba el informe, España es uno de los únicos seis países de la Unión Europea que no tienen una ayuda directa por hijo a cargo, media docena de Estados que son, precisamente, los que registran las mayores tasas de pobreza infantil de espacio Schengen. Además, es el país de la UE que menos ayudas monetarias da para familia e infancia.

Fuente: CIP/Europa Press